Una nueva imagen

Tras un largo período de inactividad en el blog y la web, la retomo con un pequeño lavado de cara. El motivo es evidente. La vida moderna deja poco tiempo para los hobbies, como escribir. Y en los escasos ratos libres que dispongo, no he parado de trabajar en tres proyectos diferentes; la publicación de Horror Gótico, que verá la luz antes de un mes; la segunda edición de La Medina Albaida, con dos versiones distintas (color y b/n) a través de la plataforma Amazon; y la escritura de mi próxima obra, una enciclopedia sobre la licantropía en todas sus facetas, antropológica, médica y cultural.

No he realizado un gran trabajo. Mis dotes frente a la pantalla son mínimas, pero creo que he dejado una página diáfana, donde todo el mundo que sienta curiosidad por mi obra la verá satisfecha. El acceso a las fichas de mis libros son más sencillas, así como comprarlos a través de Amazon los que estén disponibles (mi intención es que sean todos en un futuro no muy lejano). 

Creo que la plataforma online acabará matando a las librerías, a menos que el invento de TodosTusLibros.com funcione y sirva para plantar cara al gigante logístico. En tiempos de crisis, sobreviven los que se adaptan, y estas serán las librerías que comprendan que deben facilitar la compra online. Nada puede sustituir al gozo de curiosear entre los miles de libros y el sabio consejo de la librera, pero hay que comprender que los nuevos lectores están habituados a otro tipo de relación con el comercio, y no se pueden perder porque no sepamos adaptarnos a la tecnología.

Entonces, ¿por qué publico las segundas ediciones en Amazon? Porque los escritores independientes ya no podemos entrar en el circuito de las librerías. Sin el soporte de la editorial y la distribuidora, nuestros libros son invisibles. Y Amazon te ofrece una oportunidad única, la de unificar los papeles de editorial (te asignan tu ISBN y legalizan tu libro); distribuidor (a través de su página web) y vendedor (lo imprimen y te lo envían directamente a casa). Los márgenes son los mismos que firmar con una editorial tradicional. Las dos grandes diferencias llegan en la edición del libro (revisión ortotipográfica, estilística, maquetación, cubiertas, etc… siguen siendo tu responsabilidad) y la promoción (tú diriges tu marketing).

Siempre cabe la posibilidad de que algunas obras no tengan demasiada calidad o interés -tened por seguro que sí- pero podéis confiar en mí. Sólo escribo acerca de aquello que me gustaría leer, y soy el más crítico con lo que publico. Así pues, sólo me queda invitaros a que entréis en la web, le echéis un vistazo, releáis el blog y me dejéis algo escrito. Como pongo en el Contacto: » No hay nada que haga más feliz a un autor que hablar de su propia obra salvo, quizá, criticar la de otros.  «

Un abrazo

Manuel

Admin Escrito por:

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *